Senderismo, CONSEJOS 09 – El Cuidado de los Pies

Cuidado de los Pies - CC

NO DESCUÍDES TUS PIES, SON TU “VEHÍCULO” EN LA MONTAÑA.

Unos pies bien cuidados te llevarán lejos y harán del senderismo una actividad que te porporcionará infinitas satisfacciónes. No cuidar de ellos convertirá el senderismo en una auténtica penitencia y abrirá de par en par una puerta para abandonar su práctica que nunca deberíamos cruzar.


PROMOCIÓN

Obtén tus Privilegios PREMIUM, completamente GRATIS


En una entrada anterior ya hice algunos comentarios sobre la importancia de elegir un calzado adecuado para la práctica del senderismo. Es algo innegociable, si queremos realizar senderismo en perfectas condiciones y evitar lesiones, emplear el calzado adecuado nos evitará molestias y contratiempos.

Pero el cuidado de los pies no se restringe únicamente a la elección adecuada del calzado. Existen otros aspectos muy importantes y que debemos considerar. Empezando por una correcta higiene de los mismos, pasando por la elección de unos calcetines adecuados hasta los cuidados a aplicar en ellos una vez terminada la ruta.

El objeto de esta entrada es dar unas pautas para prevenir la aparición de dichas lesiones, pero también conviene cómo atajarlas si no se ha conseguido prevenirlas.


EL CUIDADO DE LOS PIES EMPIEZA POR EL CALZADO

Como ya he comentado, existe otra entrada en la que se explica cómo elegir el calzado apropiado para practicar senderismo, las distintas partes de que se compone así como sus principales cualidades. No voy a repetirlo de nuevo. (ver entrada)

Algo que no señalé en aquella entrada es el hecho de que no basta con elegir un calzado apropiado sino que éste debe estar acomodado a nuestros pies. Podemos cometer el error (más frecuente de lo que pueda parecer) de elegir un calzado de buena calidad, incluso de elevado precio, adquirido en un comercio especializado y estrenarlo el día que vamos a realizar una ruta ciertamente prolongada. Unas botas sin estrenar (o no usada durante mucho tiempo) estarán rígidas y no se adaptarán bien a nuestros pies, lo que casi seguro traerá como consecuencia rozaduras y heridas en ellos.

Debemos “domar” nuestras botas poco a poco, en salidas cortas o preferiblemente en pequeños paseos, de manera que vayan adaptándose a nuestros pies. Así podremos más adelante emplearlas en trayectos largos con total garantía y sin sufrir lesiones por estar aún demasiado “nuevas”.

Las botas deben ajustar lo mejor posible aunque sin llegar a apretar en ningún sitio. Para ello también es importante atarlas adecuadamente. Una vez introducido el pie en la bota es conveniente golpear con el tacón sobre el suelo, de manera que el pié se vaya hacia la parte da atrás de la bota y después ajustar los cordones, desde la puntera hasta el tobillo, prestando especial atención a la parte del empeine para evitar que el pie se deslice de nuevo hacia delante. Este sencillo “truco” nos evitará posibles lesiones, en las bajadas, por el hecho de que el pie se nos vaya hacia delante y tanto las uñas como el extremo de nuestros dedos golpeen contra la parte interior de la puntera. El pie ha de quedar siempre sujeto, pero no apretado. Al ajustar los cordones, debe prestarse también atención a que la lengueta no forme arrugas, pues éstas se traducirán en rozaduras.

LA HIGIENE DE LOS PIES / LAS UÑAS

Una buena higiene de los pies es igualmente esencial para disfrutar del senderismo sin molestias ni lesiones. Aunque pueda resultar de perogrullo, tener los pies limpios, lavarlos bien y secarlos convenientemente, con especial cuidado en el espacio entre los dedos (para evitar la aparición de hongos), es algo que deberíamos hacer como paso previo y posteriormente a la realización de cualquier ruta.

Mantener la piel hidratrada y elástica también es importante. Ojo, no confundir una piel hidratada con una piel mojada. Nunca debemos ponernos los calcetines e introducir los pies en las botas si estos están mojados, pues esto dará lugar casi con toda seguridad a la aparición de rozaduras y ampollas. Aplicar, sobre los pies secos, un poco de vaselina (o una crema hidratante específica para pies) los mantendrá hidratados y dará la elasticidad suficiente a la piel.

El cuidado de las uñas debemos tenerlo también presente. Las uñas no deben estar largas, pues se clavarán con mayor facilidad en la puntera de la bota, pudiendo ocasionarnos molestias, e incluso podríamos llegar a perderlas por este motivo. Debemos cortarlas rectas, sin que queden picos, ni apurándolas en exceso y preferiblemente unos días antes de realizar nuestras rutas.

En caso de que tengamos algún callo o dureza, es recomendable acudir al podólogo para que los elimine antes de realizar cualquier ruta.

QUÉ CALCETINES USAR

La elección correcta de los calcetines es otra de las claves en lo que al cuidado de nuestros pies se refiere. Han de ser de nuestra talla y nunca mayores, pues en ese caso se arrugarían y nos producirían rozaduras en los pies. Es un sinsentido invertir en unas buenas botas o calzado para senderismo y emplear unos calcetines inapropiados, rotos o que no ajusten correctamente al pie.

Hoy en día disponemos en el mercado de tejidos técnicos que minimizan las molestias causadas antaño por elegir unos calcetines inapropiados o mal colocados. Los tradicionales calcetines de algodón o de lana incorporan en la actualidad fibras sintéticas elásticas (como el Elastán o la Lycra) que permiten que se ajusten perfectamente a nuestros pies sin formar arrugas. El empleo de tejidos como el Coolmax, permiten además que nuestros pies transpiren convenientemente y no se acumule el sudor en los calcetines, evitando así de nuevo rozaduras y ampollas, malos olores, la aparición de hongos o el pie de atleta, así como la sensación de frío en invierno y de tener los pies “cocidos” en verano.

La confección de los calcetines también ha evolucionado mucho y hoy en día es sencillo adquirir calcetines sin costuras, para evitar así las rozaduras que éstas puedan producir. Otro “truco” empleado antiguamente para evitar las molestias producidas por las costuras era el de ponerse los calcetines del revés, de forma que éstas quedaran por la parte exterior y no en contacto directo con el pie, aunque es mucho mejor emplear calcetines sin ellas, claro está.

Tanto los calcetines como los pies han de estar siempre limpios y secos, por lo que si accidentalmente se mojaran es conveniente secarlos antes de continuar la marcha, en caso contrario se producirán las temidas rozaduras.

Como complemento a unos buenos calcetines, existen en el mercado productos de farmacia que nos ayudarán a evitar una sudoración excesiva de nuestros pies y favorecerán también la prevención de lesiones por esta causa en ellos.

EL CUIDADO DE LOS PIES TRAS FINALIZAR EL RECORRIDO

Después de una jornada de senderismo es conveniente no sólo darnos una buena ducha y mantener la higiene de nuestros pies, sino darles unos ciertos cuidados extra para que queden en perfectas condiciones.

Una cosa bien sencilla y que ayudará a calmarlos es sumergirlos en agua fría un buen rato, aprovechando así las cualidades antiinflamatorias y antiedematosas del frío, reduciendo así la posibilidad de que aparezca alguna ampolla si ésta aún está en estado incipiente. Después los introduciremos en agua caliente y finalmente de nuevo en agua fría, estimulando así la circulación y realizando una “gimnasia” vascular de recuperación. Un buen masaje de piés ayuda también a estimular la circulación sanguínea.

Si detectamos alguna ampolla, nunca debemos explotarla. Tampoco se debe retirar la piel de la ampolla, porque ésta protege de posibles infecciónes. Lo más recomendable es atravesarla con una aguja esterilizada y un hilo. Una vez atravesada la ampolla con el hilo, quitamos la aguja y dejamos el hilo dentro para que drene el líquido de la ampolla (asomando por los agujeros que hemos hecho con la aguja para atravesar la ampolla), sin sacarlo hasta que se caiga solo, una vez esté completamente seca la ampolla.

En caso de detectar alguna rozadura, conviene limpiarla con un antiséptico y dejarla secar todo lo posible al aire sin tapar. Para ello, podemos calzarnos unas sencillas chanclas.

Finalmente podemos, de nuevo, aplicar vaselina o una crema hidratante sobre nuestros pies, lo que los rehidratará y devolverá la elasticidad a su piel.

MÁS CONSEJOS

Esta entrada del blog es la novena de una serie de consejos sobre senderismo que están apareciendo periódicamente en el blog.

Si os interesa podéis acceder a los consejos anteriores haciendo clic en los enlaces que os dejo bajo estas líneas:

Senderismo, CONSEJOS 01 – La Mochila para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 02 – El Calzado para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 03 – La Ropa para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 04 – El Botiquín de Primeros Auxilios.

Senderismo, CONSEJOS 05 – La Importanacia de los Bastones para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 06 – ¿Cómo preparar una Ruta de Senderismo?

Senderismo, CONSEJOS 07 – Hidratarse durante la marcha

Senderismo, CONSEJOS 08 – ¿Cómo alimentarse?

Senderismo, CONSEJOS 10 – Senderismo con Niños

Confío en que estos consejos sobre el cuidado de nuestros pies os sean de utilidad y sirvan para prevenir y evitar futuras lesiones. Si deseáis realizar alguna puntualización o sugerencia no dudéis en redactar un comentario al pie de esta entrada. Un saludo a todos y que sigáis disfrutando al máximo de esta bonita afición que nos une, el senderismo, de forma saludable.

MÁS BIBLIOGRAFÍA:

Si has encontrado interesantes estos consejos tal vez desees ampliar la información recogida aquí. He seleccionado para ti una serie de libros que considero de gran interés, entre ellos hay algunos dedicados al senderismo, muy recomendables para cualquier aficionado a esta actividad. Éstos son algunos:

photo by: pedrosimoes7
Opt In Image
CONSIGUE UNA GUIA DE INICIACION AL SENDERISMO
Si te han resultado útiles los consejos anteriores, encontrarás interesante esta guía

Introduce a continuación tu nombre y dirección de email y obtén GRATIS un ejemplar de la guía, en formato electrónico (PDF), en tu bandeja de entrada.

Además:

  1. Recibirás de forma automática las últimas actualizaciones y novedades que vayan surgiendo en ExperienciasActivas.com
  2. Tendrás acceso a contenidos exclusivos para suscriptores
  3. Recibirás regalos como éste por ser suscriptor

¡¡¡ Suscríbete a la Lista de Correo de ExperienciasActivas.com !!!

Tras pulsar el botón ENVIAR, serás incorporado a la lista de correo de ExperienciasActivas.com.
Me preocupa tu privacidad. Esta lista está 100% libre de Spam. No compartiré tus datos con terceros.
Tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

10 Responses to Senderismo, CONSEJOS 09 – El Cuidado de los Pies

  1. Pingback: CONSEJOS 04 - Un Botiquín para Senderismo - ACTIVA-t:

  2. Pingback: CONSEJOS 03 - La Ropa para Senderismo - ACTIVA-t:

  3. Pingback: Senderismo, CONSEJOS 10 - Senderismo con niños - ACTIVA-t:

  4. Pingback: CONSEJOS 02 - El Calzado para Senderismo - ACTIVA-t:

  5. Pingback: CONSEJOS 01 - La Mochila para Senderismo - ACTIVA-t:

  6. Pingback: CONSEJOS 05 - Los Bastones para Senderismo - ACTIVA-t:

  7. Pingback: El cuidado de los Piés | Senderismo en Madrid

  8. Pingback: Los caminos históricos como recursos didácticos – Consejos para el senderista

  9. Pingback: CONSEJOS 06 - Preparar una Ruta de Senderismo - ACTIVA-t:

  10. Pingback: CONSEJOS 08 - ¿Cómo alimentarse? - ACTIVA-t:

Deja tu Comentario