Senderismo, CONSEJOS 07 – Hidratarse durante la marcha

Hidratación del Senderista

HIDRATARSE ES VITAL, NO ESPERES A TENER SED

Nos encontramos ya en época estival, probablemente pronto disfrutaremos de unos días de merecidas vacaciones y, tal vez, los aprovechemos para practicar una de nuestras actividades favoritas, el senderismo. En esta entrada quiero dar unos consejos sobre un aspecto clave a considerar durante nuestras rutas y salidas, especialmente en verano, pero que tampoco hay que descuidar en otras épocas del año, la Hidratación.

Hidratarse con frecuencia a lo largo de nuestras rutas de senderismo es esencial y un aspecto que nunca debemos descuidar.

Tu cuerpo está formado por un 70% de agua. Puedes aguantar hasta 40 días sin comer, pero apenas 10 sin beber. Mientras realizamos cualquier ejercicio nuestra piel transpira para mantener nuestra temperatura constante, debido a la transpiración sudamos y, por ello, nuestro cuerpo pierde parte de ese agua, acompañada de sales minerales y diversos electrolitos como el sodio o el potasio. El calor acelera el proceso y nos hace sudar aún más.


PROMOCIÓN

Obtén tus Privilegios PREMIUM, completamente GRATIS


¡¡¡PELIGRO: DESHIDRATACIÓN!!!

Si no nos rehidratamos mientras realizamos cualquier actividad física corremos el riesgo de sufrir una deshidratación. Entre los síntomas principales de la deshidratación, más allá de la sequedad de las mucosas que nos provoca la sed, están las náuseas, la falta de fuerza o disminución del rendimiento o la fatiga mental y física. La cantidad de la orina disminuye y su color es más oscuro.

La sed no es una señal de alarma temprana sino un síntoma de deshidratación. Cuando se experimenta sed, es posible que ya haya deshidratación. Por ello no se debe esperar a tener sed para beber, sino que debemos beber de forma continuada y repetida durante toda nuestra ruta.

Pueden aparecer también delirios, inconsciencia, vértigo al ponerse de pie, una repentina aparición de “nieve” visual e incluso en casos realmente severos la muerte.

Una forma sencilla de autodiagnosticar una posible deshidratación, al margen de sufrir los síntomas citados, es pellizcarnos la piel sin clavar la uña y comprobar si se queda la marca, en caso afirmativo podemos considerarlo un síntoma más de estar deshidratados.

Los síntomas pueden aparecer después de haber perdido tan solo el 2% del volumen de agua del propio organismo. Más de un 15% de pérdida puede resultar mortal.

La deshidratación severa, en épocas de calor y acompañada de un ejercicio físico intenso, puede ser la antesala de un golpe de calor por esfuerzo, es decir un transtorno grave del organismo que, al estar expuesto durante un esfuerzo prolongado a una fuente de calor elevada, alcanza una temperatura corporal superior a los 40ºC sin ser capaz por sí mismo de bajar esta temperatura (por ejemplo, mediante la transpiración), lo que conlleva mortalidades de hasta el 70%.

Es mejor “prevenir que curar”, pero en caso de llegar a deshidratarnos gran parte de los síntomas desaparecerán simplemente bebiendo agua, sin ninguna limitación, media hora o una hora después, incluso en deshidrataciones importantes de hasta el 10% del propio peso corporal.

¿CUÁNTO BEBER?

Una persona normal, diariamente debería beber al menos 2 litros de agua. Si realizamos un ejercicio físico intenso y si además lo hacemos expuestos al calor esta cantidad debería aumentar significativamente.

Una sencilla regla para saber lo que debemos beber normalmente es multiplicar nuestro peso en kg. por 0,036. Ejemplo: una persona que pese 70 kg. debería beber al día 70×0,036=2,52 litros de agua.

Como ya se ha indicado, lo apropiado es beber de forma repetida y durante toda la ruta. Es decir, es mucho mejor ir bebiendo pequeños tragos con frecuencia que grandes tragos en menos tomas. Lo ideal, al menos, son unos 50-100 ml. cada 15-20 minutos. Otra manera de hacer una estimación rápida del líquido que debemos llevar para una ruta es calcular al menos un litro de agua por cada dos horas de trayecto, aunque para esto necesitamos saber, de antemano, la duración aproximada que va a tener nuestra ruta.

Otra práctica que podemos llevar a cabo y que nos ayudará a mantenernos correctamente hidratados es pesarnos antes del inicio de la actividad física que vayamos a desarrollar (en este caso una ruta de senderismo). Al finalizar nos volveremos a pesar y por cada 1/2 kilo de peso que hubiéramos perdido en la ruta sería recomendable ingerir unos 2 ó 3 vasos de agua.

¿QUÉ BEBER?

En cuanto al tipo de bebida que nos conviene llevar, lo ideal es agua y que ésta contenga además sales minerales como el potasio, el sodio o el magnesio. Es por ello que son recomendables también las bebidas isotónicas (Gatorade, Aquarius y similares).

Una fórmula casera para preparar una bebida isotónica nosotros mismos es mezclar un litro de agua con 10 gramos de sal, el zumo de un limón pequeño y 60 gramos de azúcar.

Indirectamente podemos hidratarnos si además de líquidos ingerimos algún tipo de fruta durante nuestra ruta, lo que además nos proporcionará azúcares e hidratos de carbono que nos aportarán energía.

No conviene beber en exceso té, café o refrescos de cola (que también contengan cafeína), puesto que una ingesta elevada de cafeína es diurética, lo que hará que orinemos más y por tanto eliminemos más agua de nuestro cuerpo deshidratándonos.

¿CÓMO TRANSPORTAR LÍQUIDOS?

De lo dicho anteriormente se desprende el hecho de que para una salida de un día necesitaremos transportar del orden de 2 a 3 litros de líquido para hidratarnos sobre la marcha. Conviene saber si durante el recorrido existen fuentes o puntos en los que podamos avituallarnos de agua u otros líquidos, lo que nos puede permitir cargar con menos cantidad si planificamos adecuadamente los repostajes.

En cualquier caso existen multitud de métodos y/o envases para transportar los líquidos mientras practicamos el senderismo, desde una sencilla botella de plástico de agua o la tradicional cantimplora a los bidones (de plástico o aluminio), pasando por las mochilas de hidratación (tipo Camelbak®) o las bolsas provistas de tubo y tetina.

Para mi gusto, lo ideal son éstas últimas, bien las mochilas de hidratación, bien las bolsas con tubo y tetina (para introducir en una mochila estándar), ya que nos permitirán beber sin tener que parar ni abrir la mochila para sacar la cantimplora o el bidón o una simple botella en la que llevemos el líquido necesario. También puede resultar muy útil un dispositivo denominado Convertube™ que puede adaptarse facilmente a cualquier recipiente común y nos permitirá igualmente beber de él sin tener que parar a sacarlo de nuestra mochila y que además nos evita tener que limpiar la bolsa de agua, al poder emplear envases desechables.

Un último apunte, en caso de emplear botellas de plástico estándar, sed limpios y depositad las botellas vacías en la basura al terminar la ruta. Por el bien de todos, respetemos el medio ambiente…

MÁS CONSEJOS

Esta entrada del blog es la séptima de una serie de consejos sobre senderismo que están apareciendo periódicamente en el blog.

Si os interesa podéis acceder a los consejos anteriores haciendo clic en los enlaces que os dejo bajo estas líneas:

Senderismo, CONSEJOS 01 – La Mochila para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 02 – El Calzado para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 03 – La Ropa para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 04 – El Botiquín de Primeros Auxilios.

Senderismo, CONSEJOS 05 – La Importanacia de los Bastones para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 06 – ¿Cómo preparar una Ruta de Senderismo?

Senderismo, CONSEJOS 08 – ¿Cómo alimentarse?

Senderismo, CONSEJOS 09 – El Cuidado de los Pies

Senderismo, CONSEJOS 10 – Senderismo con Niños

Confío en que estos consejos sobre cómo hidratarse durante la marcha os sean de utilidad y sirvan para prevenir los molestos síntomas de la deshidratación o problemas de salud más graves. Si deseáis realizar alguna puntualización o sugerencia no dudéis en redactar un comentario al pie de esta entrada. Un saludo a todos y que disfrutéis del senderismo en las mejores condiciones.

MÁS BIBLIOGRAFÍA:

Si has encontrado interesantes estos consejos tal vez desees ampliar la información recogida aquí. He seleccionado para ti una serie de libros que considero de gran interés, entre ellos hay algunos dedicados al senderismo, muy recomendables para cualquier aficionado a esta actividad. Éstos son algunos:

Opt In Image
CONSIGUE UNA GUIA DE INICIACION AL SENDERISMO
Si te han resultado útiles los consejos anteriores, encontrarás interesante esta guía

Introduce a continuación tu nombre y dirección de email y obtén GRATIS un ejemplar de la guía, en formato electrónico (PDF), en tu bandeja de entrada.

Además:

  1. Recibirás de forma automática las últimas actualizaciones y novedades que vayan surgiendo en ExperienciasActivas.com
  2. Tendrás acceso a contenidos exclusivos para suscriptores
  3. Recibirás regalos como éste por ser suscriptor

¡¡¡ Suscríbete a la Lista de Correo de ExperienciasActivas.com !!!

Tras pulsar el botón ENVIAR, serás incorporado a la lista de correo de ExperienciasActivas.com.
Me preocupa tu privacidad. Esta lista está 100% libre de Spam. No compartiré tus datos con terceros.
Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

12 Responses to Senderismo, CONSEJOS 07 – Hidratarse durante la marcha

  1. Pingback: Senderismo, CONSEJOS 10 - Senderismo con niños - ACTIVA-t:

  2. Pingback: CONSEJOS 03 - La Ropa para Senderismo - ACTIVA-t:

  3. Pingback: CONSEJOS 05 - Los Bastones para Senderismo - ACTIVA-t:

  4. Pingback: CONSEJOS 08 - ¿Cómo alimentarse? - ACTIVA-t:

  5. Pingback: CONSEJOS 02 - El Calzado para Senderismo - ACTIVA-t:

  6. Pingback: CONSEJOS 01 - La Mochila para Senderismo - ACTIVA-t:

  7. Pingback: CONSEJOS 04 - Un Botiquín para Senderismo - ACTIVA-t:

  8. Pingback: CONSEJOS 06 - Preparar una Ruta de Senderismo - ACTIVA-t:

  9. Pingback: CONSEJOS 09 - El Cuidado de los Pies - ACTIVA-t:

  10. miguel says:

    Buena informacion util y eficaz,gracias y saludos.

  11. Fran Martin says:

    Muy util! Muchas gracias

Deja tu Comentario