Senderismo, CONSEJOS 03 – La Ropa para Senderismo.

Ropa para Senderismo - imagen cortesía de mckaysavage - Flickr Creative CommonsROPA PARA SENDERISMO – NO OLVIDES LA TEORÍA DE LAS 3 CAPAS

Cuando pretendemos realizar una acividad deportiva al aire libre en la montaña o en la naturaleza, como puede ser el senderismo, al elegir nuestra vestimenta debemos buscar dos objetivos. Por un lado debemos mantener nuestro cuerpo seco y al mismo tiempo abrigado.


PROMOCIÓN

Obtén tus Privilegios PREMIUM, completamente GRATIS


Es cierto que el senderismo es una actividad que se puede realizar en multitud de ambientes y climas y en distintas épocas del año. Mantenernos secos es un objetivo independiente del clima que soportemos en cada momento si queremos tener un cierto confort mientras desarrollamos una actividad como el senderismo u otras prácticas deportivas. Estar abrigados es crucial en invierno y en lugares y climas en los que predominen las bajas temperaturas, aunque también debemos procurar no enfriarnos para evitar lesiones y molestias en cualquier lugar y época del año.

Para conseguir estos objetivos, una buena recomendación es seguir la teoría de las 3 capas, es decir proteger nuestro cuerpo de las posibles inclemencias meteorologicas y mantenerlo seco en todo momento mediante la combinación de tres tipos de prendas distintos. Las tres capas serán:

  • Una capa seca, segunda piel
  • Una capa caliente, de abrigo
  • Una capa de protección, “coraza”

Así conseguiremos mantener nuestra temperatura corporal estable, lo cual es un requisito de confort indispensable para la práctica de cualquier deporte en general y del senderismo en particular.

Protegernos del calor, del frío, del viento o la lluvia, de nuestro propio sudor o de rozaduras, ramas y piedras es sencillo combinando adecuadamente esas tres capas. Veamos en detalle de qué consta cada una de ellas.


PRIMERA CAPA – CAPA INTERIOR SECA, LA SEGUNDA PIEL

Piel - imagen cortesía de Julien Haler - Flickr Creative Commons

Cuando realizamos cualquier ejercicio físico aumenta la temperatura de nuestro cuerpo y ante ello nuestro organismo reacciona mediante un mecanismo de refrigeración, la transpiración.

Al transpirar, nuestro cuerpo disipa el calor mediante la evaporación de agua a través de la piel, lo que conocemos como sudor. Si el sudor empapa nuestra ropa disminuirá drásticamente nuestro confort e incluso, si estamos expuestos a bajas temperaturas, esta humedad puede hacernos sentir mucho más frío y por tanto malestar. La sensación térmica no depende en exclusiva de la temperatura, sino que el viento o la humedad, pueden alterar igualmente nuestro confort.

La primera capa, por tanto, se va a encargar de alejar el sudor de nuestra piel, evacuándolo al exterior, eliminando la sensación de humedad y que por ello evitando que nuestro cuerpo se enfríe.

Esta capa estará formada por tejidos transpirables y no absorbentes, fibras sintéticas como el poliéster u otro tipo de materiales que dejen pasar todo el sudor, sin absorberlo, son los ideales. Existen incluso en el mercado materiales y tejidos que eliminan el mal olor o evitan la acumulación de bacterias. Son materiales que además tienen un rápido secado, lo cual favorece conseguir el objetivo deseado, mantenernos secos.

Un error muy común es emplear como primera capa tejidos de algodón, pues se trata de un material muy absorbente y que no permitirá evacuar nuestro sudor.

Para una adecuada evacuación del sudor, mediante estas prendas, se recomienda que sean lo más ajustadas al cuerpo posible, de forma que el sudor pase directamente a ellas y sea evacuado rápidamente al exterior, evitando además que el aire pueda circular entre ellas y nuestro cuerpo y por tanto producir nuestro enfriamiento antes de que el sudor haya podido ser evacuado.

En ocasiones estas prendas también pueden ser térmicas, lo que ayudará a la segunda capa, aunque no es un requisito importante a menos que vayamos a hacer frente a muy bajas temperaturas.

Podemos encontrar en el mercado camisetas, mallas e incluso guantes interiores, que pueden servirnos como primera capa para las distintas partes de nuestro cuerpo.

SEGUNDA CAPA – CAPA INTERMEDIA CALIENTE, NUESTRO ABRIGO

Abrigo - imagen cortesía de ejhogbin - Flickr Creative Commons

La segunda capa tiene un cometido distinto a la primera, en este caso se trata de aislarnos térmicamente, calentarnos, abrigarnos, en definitiva conservar el calor producido por nuestro propio cuerpo para evitar de nuevo el enfriamiento.

Según el rigor del clima y las temperaturas a las que nos vayamos a enfrentar resulta una capa más necesaria o menos. No debemos olvidar que al practicar senderismo, especialmente por zonas de montaña, las condiciones climatológicas pueden cambiar y mucho en un corto período de tiempo.

Las prendas que forman la segunda capa, deben ser ser también transpirables y favorcer a ser posible la evacuación del sudor incluso manteniendo sus propiedades aislantes y transpirables intactas incluso estando mojadas.

La lana y, de nuevo, las fibras sintéticas (como el poliéster), son apropiadas para este cometido. La lana, en general, retiene más el calor y las fibras sintéticas tienen un secado más rápido. Decidirse por una u otras depende de diversos factores, si bien existen en el mercado tejidos mixtos que combinan ambos materiales y que pueden resultar los ideales.

Dentro de las ropas que pueden constituir la segunda capa podemos encontrar en el mercado desde forros polares hasta pantalones de senderismo, pasando por gorros, guantes (también polares) o manoplas, calcetines, etc.

TERCERA CAPA – CAPA EXTERIOR DE PROTECCIÓN, NUESTRA “CORAZA”

Paraguas - imagen cortesía de Gonmi - Flickr Creative Commons

La tercera capa, la más exterior, debe ser nuestra “coraza” ante las inclemencias atmosféricas y su misión será la de protegernos de los factores externos, la humedad exterior (lluvia, nieve o incluso charcos, salpicaduras,…) y el viento, así como de un factor interno del que ya hemos hablado antes, nuestro propio sudor, que esta capa también tiene que ser capaz de expulsar al exterior, siendo también transpirable.

Si esta capa no es transpirable, nuestro sudor empapará de nuevo las otras dos capas y estas perderán sus propiedades y su función, ocasionándonos un gran malestar e impidiendo nuestro confort.

Esta “coraza”, debe hacer frente además a rozaduras y no sólo a los agentes atmosféricos. Así nos protegerá de posibles rozaduras con ramas, piedras, o incluso nuestra propia mochila.

Pertenecientes a esta tercera capa, podemos encontrar en el mercado prendas como chaquetas y pantalones con membrana impermeable (membranas técnicas como el Gore-tex, transpirables e impermeables al tiempo), cortavientos y guantes con membrana.

Un chubasquero común, puede protegernos de la lluvia exterior, pero al no ser transpirable ocasionará que se condense y no pueda evacuarse la humedad producida por nuestra propia transpiración y que nuestro propio sudor nos empape por dentro. El gran avance del desarrollo de membranas técnicas es que permiten al tiempo la impermeabilidad y la transpiración. Esto se consigue debido a que, microscópicamente, están formadas por materiales porosos, de manera que el poro es lo suficientemente pequeño como para que no pasen las gotas de agua y lo suficientemente grande como para que sí lo pueda atravesar el vapor de nuestra propia transpiración.

Una buena prenda, como tercera capa, no solo deberá incorporar una membrana de calidad, sino que también deberán garantizar la impermeabilidad y transpiración tanto las costuras (que deben ser estancas) y las cremalleras, debiendo no ir cosidas sino termoselladas, de manera que el agua no penetre por los agujeros propiciados por el cosido habitual.

Los cortavientos, como su propio nombre indica, nos protegen del viento, pero no suelen ser impermeables. Por contra suelen ser mucho más transpirables y por tanto pueden estar más indicados si no se va a hacer frente a la lluvia o la nieve. Existen incluso prendas denominadas shoftshells, que son un híbrido entre forro polar y cortavientos, que pueden resultar apropiados también como tercera capa de protección, en climas secos y siempre y cuando no se prevea la existencia de lluvia o nieve.

CONSIDERACIONES FINALES

Si sólo empleamos un tipo de prenda, nuestra protección será muy deficiente y por tanto nuestro confort también. Ante un cambio eventual de las circunstancias atmosféricas (algo muy frecuente como ya he comentado, especialmente en zonas de montaña) estaremos completamente desprotegidos.

Habitualmente, en la práctica del senderismo, se emplean mochilas para transportar distintos utensilios, comida y demás enseres. Es recomendable disponer siempre de las tres capas, pudiendo emplearlas o no en función de las circunstancias de cada momento y por tanto no deben dejar de llevarse si no es necesario puestas, al menos en la mochila.

Podemos comenzar nuestra ruta de senderismo tal vez un día seco y soleado y por tanto ser suficiente con la primera capa. Puede ocurrir que, súbitamente, aparezca el viento y nos baste en ese momento con colocarnos un cortavientos que llevemos en nuestra mochila. Tampoco es raro que al atardecer o en zonas en sombra sintamos frío y en ese momento nos pongamos el forro polar u otra prenda de abrigo, sobre la cual nos pondríamos finalmente la chaqueta con membrana en caso de aparecer la lluvia, o bien simplemente la chaqueta sin el forro polar si es que no ha descendido aún la temperatura exterior.

Como se ve, la ventaja de las capas es principalmente que nos permiten combinarlas y así hacer frente a las circunstancias de cada momento sin perder confort. Es por tanto una vestimenta mucho más flexible y adaptable a cualquier condición.

MÁS CONSEJOS

Esta entrada del blog es la tercera de una serie de consejos sobre senderismo que están apareciendo periódicamente en el blog.

Si os interesa podéis acceder a los consejos anteriores haciendo clic en los enlaces que os dejo bajo estas líneas:

Senderismo, CONSEJOS 01 – La Mochila para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 02 – El Calzado para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 04 – El Botiquín de Primeros Auxilios.

Senderismo, CONSEJOS 05 – La importancia de los Bastones para Senderismo.

Senderismo, CONSEJOS 06 – ¿Cómo preparar una Ruta de Senderismo?

Senderismo, CONSEJOS 07 – Hidratarse durante la marcha.

Senderismo, CONSEJOS 08 – ¿Cómo alimentarse?

Senderismo, CONSEJOS 09 – El Cuidado de los Pies

Senderismo, CONSEJOS 10 – Senderismo con Niños

Espero que todos estos consejos sean de vuestra utilidad. En caso de duda o si necesitáis alguna aclaración, no dejéis de realizar vuestros comentarios al pie de esta entrada, estaré encantado de intentar responder a todas vuestras preguntas y sugerencias. Un saludo.

MÁS BIBLIOGRAFÍA:

Si has encontrado interesantes estos consejos tal vez desees ampliar la información recogida aquí. He seleccionado para ti una serie de libros que considero de gran interés, entre ellos hay algunos dedicados al senderismo, muy recomendables para cualquier aficionado a esta actividad. Éstos son algunos:

Opt In Image
CONSIGUE UNA GUIA DE INICIACION AL SENDERISMO
Si te han resultado útiles los consejos anteriores, encontrarás interesante esta guía

Introduce a continuación tu nombre y dirección de email y obtén GRATIS un ejemplar de la guía, en formato electrónico (PDF), en tu bandeja de entrada.

Además:

  1. Recibirás de forma automática las últimas actualizaciones y novedades que vayan surgiendo en ExperienciasActivas.com
  2. Tendrás acceso a contenidos exclusivos para suscriptores
  3. Recibirás regalos como éste por ser suscriptor

¡¡¡ Suscríbete a la Lista de Correo de ExperienciasActivas.com !!!

Tras pulsar el botón ENVIAR, serás incorporado a la lista de correo de ExperienciasActivas.com.
Me preocupa tu privacidad. Esta lista está 100% libre de Spam. No compartiré tus datos con terceros.
Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

10 Responses to Senderismo, CONSEJOS 03 – La Ropa para Senderismo.

  1. Pingback: CONSEJOS 09 - El Cuidado de los Pies - ACTIVA-t:

  2. Pingback: CONSEJOS 08 - ¿Cómo alimentarse? - ACTIVA-t:

  3. Pingback: Senderismo, CONSEJOS 10 - Senderismo con niños - ACTIVA-t:

  4. Pingback: CONSEJOS 07 - Hidratarse durante la marcha - ACTIVA-t:

  5. Pingback: CONSEJOS 06 - Preparar una Ruta de Senderismo - ACTIVA-t:

  6. Pingback: CONSEJOS 04 - Un Botiquín para Senderismo - ACTIVA-t:

  7. Pingback: CONSEJOS 02 - El Calzado para Senderismo - ACTIVA-t:

  8. Pingback: CONSEJOS 01 - La Mochila para Senderismo - ACTIVA-t:

  9. Pingback: CONSEJOS 05 - Los Bastones para Senderismo - ACTIVA-t:

  10. Pingback: Ropa adecuada Senderismo Madrid | Senderismo en Madrid

Deja tu Comentario