Experiencias desde CERO: Deportes de Tracción 01 – COMETAS: Teoría, tipos

Cometa - imagen cortesía de Stefan Berkner - Flickr Creative CommonsLA COMETA, EL ELEMENTO BÁSICO EN LOS DEPORTES DE TRACCIÓN.

Esta 1ª entrada, correspondiente a la recopilación de experiencias dentro de mi proceso de aprendizaje y acercamiento a los deportes de tracción, va a tratar de profundizar un poco más, desde la vertiente teórica, en el elemento común a todos ellos, la cometa o kite (el término en inglés). Este primer paso, como he dicho, es aún un acercamiento teórico, el siguiente paso será ya eminentemente práctico y quedará recogido en una entrada posterior, en la que relataré mi primera experiencia real con una cometa de tracción.

HABLANDO DE COMETAS DE TRACCIÓN

La utilización de cometas para arrastrar algún tipo de vehículo, se remonta a épocas muy remotas. Los nativos de las Islas de Samoa ya arrastraban sus canoas con ayuda de cometas. Personajes históricos como Benjamin Franklin, gran aficionado a las cometas y famoso por el experimento que le llevó a inventar el pararayos, citan estos usos (él mismo describió en una ocasión como fue arrastrado por una cometa, mientras nadaba de espaldas en un estanque). También se han usado, no hace tantos años, como sistema de salvamento marítimo, o en algunos desarrollos de la NASA para la recuperación de sus cápsulas, tras regresar éstas del espacio exterior.

Hoy en día, el auge de las actividades deportivas que emplean este tipo de dispositivos ha relanzado el uso de las cometas de tracción.

Por lo que sé hasta el momento, existen básicamente tres tipos fundamentales de cometas de tracción. Las nasas, las deltas de tracción y las foil, siendo estas últimas las más empleadas actualmente en las actividades deportivas.

Cometas tipo NASA

El ingeniero americano Francis Melvin Rogallo, recuperó el uso de las cometas como instrumento científico a mediados del Siglo XX. Rogallo, fue contratado por la Agencia Espacial Norteamericana, la NASA, con el fin de desarrollar un paracaídas direccional, de gran precisión en cuanto a su despliegue y control, para ser utilizado por las cápsulas, en su regreso a la tierra. Rogallo era de la opinión de que las superficies flexibles proporcionaban una mayor estabilidad, que las no flexibles, ya que el artefacto aéreo debía adaptarse al empuje del viento y no éste a la forma del artefacto. Así realizó múltiples diseños de cometas, buscando una forma de ala que no fuera rígida. Realizó unos primeros diseños de ala flexible con varillas rígidas que luego descartó. Sus últimos diseños consistieron en un ala carente de estructura rígida, siendo en un principio hinchable, para conseguir luego que la forma se adquieriese por medio de una serie de bridas y la distribución de la fuerza del viento sobre la superficie del ala. Este tipo de cometa es la que supone el origen de las modernas nasas de tracción, denominadas así en recuerdo de su origen y nacimiento en el seno del programa espacial norteamericano.

Cometa de Rogallo para la NASA

La cometa tipo nasa moderna es una cometa semiflexible. La característica de esta cometa es que adquiere su forma por la combinación de la acción del viento y un sistema de bridas, con lo que se consigue un ala estable y un gran coeficiente de planeo.

Cometa tipo NASA moderna

Cometas tipo Delta

Rogallo también fue el precursor que, con sus diseños de ala flexible con varillas rígidas, creó las bases para el desarrollo y evolución posterior de las Alas Delta y los actuales aviones ultraligeros ULM.

Los trabajos de Rogallo, fueron un paso más para el desarrollo de uno de los modelos de cometa más populares en la actualidad: la famosa Delta, base del diseño de una gran cantidad de cometas acrobáticas de dos hilos, aunque es un tipo de cometa menos empleado en el terreno de las cometas de tracción.

Ala Delta inspirada en los Prototipos de Rogallo

Se trata de cometas con una vela triangular junto a una varilla longitudinal central, dos largueros laterales y un travesaño transversal para tensar el conjunto. Esta cometa posee una gran estabilidad debido a su quilla que le hace mantener un vuelo pausado con vientos ligeros.

Una Cometa tipo Delta moderna

Cometas tipo Foil

En el año 1963 el americano Domina C. Jalbert se inspiró en el ala de su avión, para el diseño de una cometa flexible que tuviera todas las ventajas de los principios aerodinámicos de las alas rígidas. Nacía así el parafoil, el precursor de los actuales parapentes. Este tipo de cometa no necesitaba de ninguna varilla, su forma y rigidez de vuelo se conseguía por medio de unas bolsas internas que se hinchan con el viento obteniéndose una forma alar de gran estabilidad y una gran fuerza de sustentación. El número de estas bolsas determina su poder y fuerza de elevación, lo que permite una construcción en distintos tamaños dependiendo de su uso.

Una de las desventajas del parafoil es que se comporta mal ante vientos laterales que tienden a desestabilizar a la cometa, haciendo que la misma se pliegue, desinflándose y cayendo al suelo. Con el fin de evitar este inconveniente el canadiense Steven Sutton, introdujo una serie de modificaciones al diseño de Jalbert, consistente principalmente en interconectar las distintas bolsas mediante orificios que igualen las presiones entre las bolsas, así como permitiendo la entrada del viento por la parte inferior.

Una Cometa tipo Foil

Ray Merry y Andrew Jones modificaron la cometa parafoil y diseñaron su “Flexifoil”, que es una vela formada por un número determinado de celdas que se inflan por la acción del viento, adquiriendo esta forma de ala. Las líneas de control se ataban en el borde de ataque a lo largo de una varilla flexible. El diseño de las Flexifoil es el que ha dado lugar a la mayoría de las actuales velas empleadas en todos los deportes de tracción y conocidas simplemente como foils.

Mandos de control de una Cometa de 4 Líneas

Existen foils de dos y de cuatro líneas, las de cuatro líneas son los que se emplean comunmente en la tracción, la ventaja sobre las cometas de dos líneas, en su uso como cometas de tracción, es que con los dos mandos se puede controlar muy bien el ángulo de inclinación de la vela, y así varíar el empuje, lo que permite controlar la velocidad y realizar maniobras mucho más complejas.

ALGO DE ACCIÓN

Para todos aquellos a quienes esta entrada les haya parecido demasiado teórica y para quienes tengan el “gusanillo” de las sensaciones que se desprenden de la práctica os dejo unos vídeos que os pueden resultar de interés.

Un vídeo para los nostálgicos (los primeros prototipos de Rogallo para la NASA)

(enlace externo al vídeo: http://youtu.be/IkmjS0bSwJw)

Una experiencia “Intensa”

(enlace externo al vídeo: http://youtu.be/KttvGdkkBng)

MÁS CAPÍTULOS

Como he comentado, el segundo capítulo de esta serie de entradas reunidas bajo el epígrafe “Experiencias desde Cero: Deportes de Tracción” tendrá ya un carácter más práctico, como sucederá en su mayoría con los siguientes capítulos. Podéis ver su contenido haciendo clic en el siguiente enlace:

Experiencias desde CERO: Deportes de Tracción 02 – Mi primera cometa en Acción

Experiencias desde CERO: Deportes de Tracción 03 – El Viento

Experiencias desde CERO: Deportes de Tracción 04 – Elegir tu Primera Cometa

Os tendré informados de las nuevas actualizaciones.

Tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Experiencias desde CERO: Deportes de Tracción 01 – COMETAS: Teoría, tipos

  1. Pingback: Kite Buggy, los bólidos de la tracción - ACTIVA-t:

  2. Pingback: Experiencias desde CERO 03 - El Viento - ACTIVA-t:

  3. Pingback: Experiencias desde CERO 02 - Mi primera cometa en acción - ACTIVA-t:

  4. Pingback: Experiencias desde CERO 04 - Elegir tu Primera Cometa

Deja tu Comentario